Datos personales

Mi foto
EL SUFRIMIENTO ES OPCIONAL. Lo que es verdad es lo que ocurre no la historia sobre lo que deberia ocurrir. Cuando sufrimos la pregunta es: QUE ES LO QUE YO NO ESTOY ACEPTANDO. El no ser capaz de aceptar es la unica causa del sufrimiento.

30 de enero de 2012

LA LASTIMA DE SI - lugar conocido donde habite antes de entender.



LA LÁSTIMA DE SÍ: Una jaula prescindible

La práctica de la compasión consciente empieza por ser gentil para con el propio dolor, sí.
Sin embargo, habrá que ser muy sagaces para observar cuándo nos resbalamos hacia un terreno pantanoso que se le parece... pero que no es. Me refiero a la lástima de sí. Tenerse lástima es disfrazar de dolor legítimo la superficial heridita, y fundamentar en ella nuestra importancia personal; manipularla íntimamente hasta que se convierta en eje de un drama cuyo guión suscribimos: en él nos vemos como domésticos héroes, ejecutando por la vida la opaca partitura de nuestro tango privado.

Y sucede que así uno se vuelve dos cosas:
Denso para sí mismo (dañándose de manera muy poco compasiva)...
e insufrible para los demás por voto unánime!

Alguien nunca ha caído en esta trampa?


Y cuidado: la lástima de sí no siempre se expresa en palabras;
a veces es como una canción sin letra:
sólo una melodía taciturna, tocada hacia el mundo como con sordina, pero sonando dentro tan fuerte... que uno no puede escuchar ya a nadie; se evidencia apenas mediante suspiros, una postura corporal, un lánguido tono de voz que sólo sugiere cuánto sufrimos... Es que ser mártir de sí mismo cuesta mucho trabajo!


Pero SI NOS DAMOS CUENTA... el cambio de actitud puede tomar sólo un instante:
levantar el rostro, alzar el pecho, hablar con el vigor que da la dignidad, mirar a los ojos al otro, e internamente poner en contexto la heridita para devolverla a su modesta dimensión.
El contexto está hecho de nuestros propios dolores legítimos, padecidos y superados... está hecho del inconmensurable dolor de tantos seres sintientes... Y también está hecho de la maravilla que nos rodea: la justa valoración de todo lo que sí hay, sí somos, sí podemos. Entonces soltamos el drama: nos auto-liberamos, abriendo desde adentro esa prescindible jaula que es la lástima de sí.

G. Gianella lo dijo de este modo:

Los que tienen pena de sí mismos
andan en busca de consuelo.
Pero el que acepta el misterio que ha encarnado,
se zambulle en ese misterio.
Y ya no tiene tiempo de tenerse lástima:
apenas tiene el misterio del momento presente.
Y el presente no se puede buscar en ninguna parte,
porque se encuentra en todas.”


© Virginia Gawel
Psicóloga, Directora del Centro Transpersonal de Buenos Aires
(En Facebook: Clickear aquí.)
Permitida su reproducción citando esta fuente y el sitio web www.centrotranspersonal.com.ar
Imagen: Steve Palmer
Para ver las publicaciones anteriores de "Pensamiento Sensible" clickear aquí. A la derecha hallarás el índice de todo lo compartido.

29 de enero de 2012

ORACION HOPONOPONO

Divino Creador, padre, madre, hijo como UNO. . . Si yo, mi familia, mis parientes y
ancestros te han ofendido a ti, a tu familia, parientes y ancestros en pensamientos,
palabras, acciones y actitudes desde principio de nuestra creación hasta el
presente, humildemente pedimos su perdón. . . . Deje que esto limpie, purifique,
libere, corte todas las memorias negativas, bloqueos, energías y vibraciones, y que
todas estas energías no deseadas sean transmutadas en luz pura… Y ya se hizo.

En segundo lugar, la forma en que a Dr. Hew Len le gusta usar para sanar es
primero decir lo siento”. “Por Favor perdóname”. Usted dice esto para admitir que
algo – sin que usted sepa lo que es – se ha metido en su sistema del cuerpo /mente.
Usted no tiene ni idea cómo logró llegar. Usted no necesita saber. Si usted está
excedido de peso, usted simplemente atrapó el programa que lo está haciendo de
ese modo. Diciendo “lo siento” usted le está diciendo a la Divinidad que usted
quiere perdón dentro de usted mismo pues cualquier cosa que haya traído para
usted. Usted no le está pidiendo a la Divinidad que le perdone. Usted le está
pidiendo a la Divinidad que le ayude a perdonarse.


Luego, usted dice >>“Gracias” y “Te amo”. Cuando usted dice “gracias”, usted está
expresando gratitud. Usted está mostrando su fe que el asunto se resolverá para
el bien más elevado de todos los involucrados”. Te amo” transmuta la energía
atascada y la deja fluir. Lo reconecta con la Divinidad. Desde que el estado cero es
uno estado de puro amor y tiene límites cero, usted comienza a llegar a este
estado expresando amor.

Lo que ocurre después es decisión de la Divinidad. Usted puede recibir inspiración
para tomar aluna acción. Cualquier cosa que sea, hágalo. Si usted no está seguro de
la acción que debe tomar, use este mismo método de sanación y aplíquelo en su
confusión.

Cuando usted esté seguro, usted sabrá qué hacer.

Ésta es una versión simplificada del método actualizado de sanación de
Ho'oponopono. Para comprender mejor el proceso de Identidad propia a Través de
Ho'oponopono Vea www.hooponopono.org), puede leer el libro cero limites que lo
encuentra tambien electronico.

LIMPIAR LIMPIAR LIMPIAR, las memorias de dolor o las creencias dolorosas que se
materializan en el mundo por mi, yo asumo la total responsabilidad en que mis memorias
de dolor producen la realidad que veo - siento, entonces puedo tambien asumir la
responsabilidad de sanarme para que se sanen mis proyecciones y eso es hermoso.

LO SIENTO POR LAS MEMORIAS DE DOLOR QUE COMPARTO CONTIGO
PERDONAME POR UNIR MI CAMINO AL TUYO PARA SANAR
GRACIAS POR ESTAR AQUI PARA MI
TE AMO POR SER QUIEN ERES.

BIENVENIDO AL AMOR, A LA VIDA












21 de enero de 2012

LA AUDACIA DE SER INDIVIDUOS

Carl Jung decía: “Nacemos originales y morimos siendo copias”.
Sin embargo... hay quienes no.
Cuidado: no siempre están a la vista; a veces pasan inadvertidos, o ni ellos mismos lo saben. Es más: puede que, siendo diferentes al mundo, se sientan más bien “fallados”... algo así como un fraude, un error de la especie.

Hasta que un día (casi siempre en la mitad de la vida) algo les hace intuir la verdad: como una semilla dormida en la nieve despertada por un haz de luz, sucede que el gesto de alguien, un libro, una palabra, o el dolor macerado y tranmutador... les cambia el punto de vista desde el cual se miraban a sí mismos.

Crecimos aprendiendo a sospechar de quienes somos.
Hay a quienes les ayudaron en el asunto ciertas etiquetas que les pegaron mal en la frente (o, peor, en el pecho): “inadecuado”, “depresivo”, “edípico”...
Pero... ¿Quién había detrás de la etiqueta?

¡Una semilla con miedo a “brotarse”! Hasta llegar, con suerte, a confiar en nuestra capacidad de hermosura.


En esa instancia uno asume que sí puede vivir como original de sí mismo: Desiste de ser copia, de imitar para encajar.

Nadie resulta un fraude si es quien es, sin pretender ser lo que no.
Entonces: Hace falta un pacto de confianza. Dejar de sospechar de quienes somos, de achicarnos para caber en ese tarrito hecho en serie al que nos confinaron.

De nosotros depende trasplantarnos a tierra plena para ejercer la audacia de ser individuos.

Y ser individuos no es ser individualistas: Es ser enteros, para ser con todos.


Cumplirnos la promesa que nos hicimos antes de nacer. Para eso vinimos!

Leonor Bravo, poeta ecuatoriana, lo dijo así:
Todo fruto toda flor, fueron secreto un día.
Semilla enterrada en la necesidad.
Secreto de tu vida florece a partir de hoy.
Sé voz, color y canto.
Sé en toda dirección.
Alumbra al mundo con tu vida.
Que desde ahora nadie se pierda más de ti.

Virginia Gawel Psicóloga, Directora del Centro Transpersonal de Buenos Aires