Datos personales

Mi foto
EL SUFRIMIENTO ES OPCIONAL. Lo que es verdad es lo que ocurre no la historia sobre lo que deberia ocurrir. Cuando sufrimos la pregunta es: QUE ES LO QUE YO NO ESTOY ACEPTANDO. El no ser capaz de aceptar es la unica causa del sufrimiento.

26 de junio de 2011

EXTRACTOS DEL LIBRO !EL DESPERTAR DE LA INTUICION´ – por Frances E. Vaughan

“Las emociones que se observan con desapego vienen y se van y cambian naturalmente.”

La receptividad a los sentimientos – por Frances E. Vaughan

Receptividad: Agregado al relajamiento y concentración, el proceso de despertar la intuición requiere receptividad a todas las formas de experiencia subjetiva.
Una conciencia alerta que no interfiera, que se mantenga en medio del mundo interior de las sensaciones, emociones e ideas, es la clave para expandir la intuición.

El conocimiento intuitivo supera las distinciones entre el sujeto y el objeto, entre el ser mismo y lo que él sabe o experimenta. Sin embargo, el proceso de despertar esta conciencia que no es doble, implica observar los estados internos sin identificarse con ellos. Esta no-identificación del ser que observa desde el cuerpo, los sentimientos e ideas, se llama algunas veces el despertar del testigo interior.

Roberto Assagioli se refiere a esta no-identificación como el medio a través del cual una persona aprende a discriminar entre el contenido de la conciencia y su centro. El centro de conocimiento puro o “yo” – él lo define como el centro de voluntad, capaz de dirigir y de usar todo el proceso físico y psicológico.

La observación propia o conciencia de sí mismo por lo tanto implica la posibilidad del dominio de uno mismo y controlar voluntariamente los estados internos. Los intentos activos de simplemente ejercer el control, sin embargo, no logran los resultados deseados. Primero debemos aprender a observar sin interferencia, manteniendo una actitud de consentimiento, aceptando lo que sea que esté pasando sin juzgarlo o tratar de cambiarlo.

La receptividad a los sentimientos:

El conocimiento del contenido de la conciencia y del ser mismo como el CONTEXTO dentro del cual ambos conocimientos ocurren, ayuda al proceso de dejar de identificarse. Cuando nos identificamos con un estado particular emocional, por ejemplo, a menudo estamos llenos de ansiedad y temor de ser abrumados. Una vez que dejamos de identificarnos tenemos la libertad de expresar los sentimientos cuando elegimos hacerlo. Dejando a un lado las ataduras de sentimientos específicos nos permite también estar más presente en el momento y poner completa atención a una persona, problema, o situación cuando se presente.

Observar los sentimientos sin cambiarlos es aún más difícil que observar el curso de la respiración sin cambiarla. A menudo cuando elegimos deliberadamente ponernos en contacto con los sentimientos, las emociones negativas como el enojo o el temor entrarán en la conciencia, y tendemos a suprimirlas o cambiarlas de alguna manera, en lugar de permitirles permanecer allí. Sin embargo, mantener el enojo o el temor bajo el umbral de la conciencia mediante la supresión o la represión, no hace que desaparezca. Más aún, la represión toma energía, la que entonces no está disponible para la tarea que estás efectuando, sea que estés comprometido en una relación interior personal, o concentrándote en cualquier forma. [*Ver la nota al final del párrafo].

Cuando se practica la concentración, a menudo los sentimientos parecen ser como una intrusión. Siendo receptivo a los sentimientos y permitiéndoles permanecer allí, no estarás desviando tu energía y atención al tratar de hacerlos desaparecer.
[*Nota de Pilar: Con referencia a la declaración anterior, "la represión toma energía, la que entonces no está disponible para la tarea que estás efectuando..." De acuerdo a Seth/Jane Roberts y también de acuerdo a lo que yo creo, la energía está siempre disponible aunque puede ser reprimida u obstruida. Seth dice en la sesión 673 del libro The Nature of Personal Reality (Habla Seth III), en este caso acerca del odio: "... puedes pretender que el sentimiento no existe, en cuyo caso reprimes esa energía masiva y no puedes usarla para otros propósitos." Creo que eso es lo que Frances Vaughan quiso expresar anteriormente. No que la energía "no está disponible," sino sin salida, cerrada por la represión misma.]
Los sentimientos están a menudo conectados con algo que sucedió en el pasado o que puede o no puede suceder en el futuro. La culpabilidad, por ejemplo, es siempre un sentimiento que está conectado con algo que uno hizo o no hizo en el pasado. Con el objeto de estar siempre presente en el momento, libre de dar toda su atención a lo que sea que se esté haciendo, es necesario desconectarse de las experiencias pasadas. Si nos sentimos plagados por sentimientos de culpa, no podemos ver claramente lo que está sucediendo ahora. La voluntad para experimentar el sentimiento completamente, y mantener el contacto con cualquier otra emoción, tal como el resentimiento, o el temor con el que puede estar asociado, puede ser de gran alivio.

Apegarnos a emociones positivas puede distraernos tanto como evitar las emociones negativas.

Una experiencia intensa de placer que nos gustaría que se prolongara o repitiera ciertamente nos disminuye la capacidad para comprometernos completamente con cualquier suceso actual en el presente.

Piensa que tu atención es como un rayo de luz. Cuando está totalmente concentrada, es coherente y poderosa, como un rayo láser. Cuando es difusa a causa de un disturbio emocional, un apego al pasado, o una anticipación a algo del futuro, pierde la intensidad de su poder. Llegar a estar consciente de lo que sabes intuitivamente en cualquier momento determinado depende de tu capacidad de no interferir; concentrar tu atención en lo que estás consciente ahora.
La manera más directa de aprender a enfocar la atención y mejorar la concentración entonces, no es TRATAR de dejar a un lado los apegos emocionales que interfieren con el proceso, sino sencillamente OBSERVARLOS. Nuestros sentimientos pueden darnos indicios importantes acerca de lo que es apropiado para un futuro crecimiento y desarrollo. No traten de “apagarlos.” Nótenlos, reconózcanlos, experiméntenlos, tal como son. Los sentimientos también pueden ser un canal para la expresión del conocimiento intuitivo. La intuición en el nivel emocional puede funcionar por completo solamente cuando estamos conscientes de los sentimientos, sin juzgarlos como buenos o malos, y sin asumir que tenemos que actuar en base a ellos o hacer algo con ellos. No hay necesidad de justificar o racionalizar un sentimiento.

Algunas veces podemos tener un sentimiento acerca de algo que no comprendimos. Un presentimiento de peligro, por ejemplo, puede ser inexplicable aún en mirada retrospectiva. Un hombre en un taller que era esquiador de mucha experiencia dijo que él fue capaz de evitar que lo alcanzara una avalancha al cruzar el país, en una expedición de esquiadores, actuando con sentimientos aparentemente irracionales de aprensión. Otro hombre participante en el taller relató un incidente, en el cual él ayudó a alguien en una situación muy seria, actuando con lo que él pensó eran sentimientos absurdos. Él dijo que había estado trabajando en una construcción, y cuando había empezado el regreso a su casa una tarde, sintió la urgencia completamente inexplicable de volver al lugar de la construcción. Lo hizo, y se encontró con que uno de la tripulación, que se había quedado hasta más tarde solo en el trabajo, se había caído y estaba herido. Fue capaz de ayudarlo y comentó que probablemente salvó la vida del hombre.

Sintonizarse con los sentimientos no involucra necesariamente corazonadas o presentimientos, aunque actuar a causa de los sentimientos es una parte del aprendizaje para confiar en las formas no racionales de la percepción.
La decisión para actuar o no en base a un sentimiento es un paso secundario que involucra razón y elección.

El primer paso, ser receptivo a los sentimientos, es lo que contribuye más a la expansión de la conciencia y desarrollo de la intuición. Más aún con el objeto de elegir un sendero con el corazón, o vivir la vida de todo corazón, necesitas saber como te sientes. No es posible ponerse a trabajar genuinamente o abrirse a la intimidad sin estar en contacto con sus sentimientos. A menudo los sentimientos se reprimen debido a que son dolorosos. Pero cuando se reprimen los sentimientos dolorosos, inevitablemente se reprimen otros sentimientos, reduciendo tu capacidad para experimentar y dejas afuera partes vitales de ti mismo.
Llegar a estar consciente de tus sentimientos no debería confundirse con sentirte abrumados por ellos, o dejarlos que manejen tu vida. Una cosa es estar consciente de tener miedo cuando se trata una nueva experiencia, y otra cosa es sentirse inmovilizado por el temor. Asimismo, una cosa es reconocer que estás enojado acerca de algo y luego elegir si lo expresas o no, y algo muy diferente es enfurecerte sin control cuando algo te altera.

Una vez que se experimenta un sentimiento, se puede empezar a observarlo con algún desapego y no identificarse con él. Assagioli ha formulado el principio psicológico básico de la siguiente manera: “Somos dominados por todo aquello con lo que nuestro ser se identifica. Podemos dominar y controlar todo aquello con lo que dejamos de identificarnos.” Por lo tanto, podemos estar conscientes de tener temor, por ejemplo, como parte del contenido de la conciencia, sin que lleguemos a identificarnos con el temor o sentirnos controlados por él. A diferencia de los sentimientos reprimidos que distorsionan la percepción, contribuyen a la tensión crónica y nos distraen la atención del momento presente, las emociones que se observan con desapego vienen y se van y cambian naturalmente.

Según desarrollamos la capacidad de expandir el conocimiento de los sentimientos, en lo cual no tratamos de aferrarnos a las emociones positivas, ni de liberarnos de las negativas, nos damos cuenta que las emociones son transitorias. Aún las más profundas depresiones, que a veces parecen interminables, pueden cambiar y en realidad cambian. Tampoco duran para siempre los momentos elevados. Sin embargo ambos son claramente parte de la experiencia humana, y en el grado que estemos dispuestos a expandir nuestra gama de experiencia, también expandimos nuestra capacidad para percibir, comprender y conocer más. Es el apego a los estados emocionales lo que interfiere con el despertar de la intuición, no las emociones mismas.


Extractos del libro “Awakening Intuition”
(El despertar de la intuición)
por Frances E. Vaughan (1979)
© Todos los derechos reservados
Traducción: Olga Z. -
del grupo Yahoo: Creación Deliberada

12 de junio de 2011

La Maestría de la Entrega Por Solara (transcripción)

La Entrega es la clave para llegar a algo Nuevo, dominar el Arte de la Entrega es algo que inevitablemente tenemos que hacer aunque, a veces, preferimos evitarlo.
Este es un proceso continuo a lo largo de nuestro viaje. Tenemos pocas opciones posibles. No se trata de elegir entregarnos o no, sino que o elegimos entregarnos elegantemente o elegimos que nos arranquen aquello a lo que nos aferramos tenazmente. Habiendo experimentado ambos métodos, recomiendo fervientemente el primero.

¿Cómo podemos darnos cuenta de que ha empezado el proceso de entrega?
Todas las claves están a nuestro alrededor y no son para nada sutiles.
El primer indicio es una sensación de pesadumbre o de compresión que se instala en nuestra vida.
Se siente como si estuviéramos empantanados en un espeso lodo. Nuestras experiencias vitales se sienten como estancadas y sin alegría. Estamos petrificados por nuestros viejos hábitos y actitudes. Ya nada más funciona fácilmente.
Entonces, un leve susurro comienza a llamar nuestra atención.
Lo que viene luego es un toc, toc, toc en el hombro. Esto ya es innegable. Ahora sabemos que la Entrega está llamándonos.
Sin embargo, aún intentamos ignorarla, pensando que, tal vez, se marchará si no respondemos. ¡Qué ilusos!
La Entrega es mucho más obstinada que cualquiera de nosotros.
No obstante, la desoímos, el próximo paso será un golpazo o un repentino shock en nuestra vida que nos impondrá un cambio forzoso.

y entonces pensamos:
¿Cómo puede ser tan cruel la vida?,
¿qué hice para merecer esto?.
Nos lamentamos sintiendo lo inmerecido de este duro golpe del destino.

Todo esto podría haberse evitado si hubiésemos aprendido el Arte de la Entrega desde el primer momento.

Hay un secreto para tener éxito con la Entrega que ahora será revelado. Si lo comprendes, si aceptas esta verdad como propia, no volverás a tener miedo de entregarte.

1)Tu puedes decidirte a entregarlo todo “absolutamente todo “sin miedo porque todo aquello que resuene con tu Verdad Mayor permanecerá.

Como dice un viejo proverbio chino;
Si es realmente tu caballo, puedes dejarlo ir”.
Lo que realmente te pertenece no lo puedes perder. Nuestros únicos temores se relacionan con perder lo que ya no resuena con nuestra Verdad Mayor. Y podríamos preguntarnos ¿por qué deseamos conservar aquellas cosas que nos impiden encarnar nuestro Verdadero Yo?.

2)La otra verdad acerca de la Entrega es que cuando lo haces debe ser auténtico.
Simplemente no puedes falsear la entrega.
Tampoco puedes negociar con ella. Algo como: Entrego esto si puedo retener aquello.
La Entrega sabe si tienes un 100% de compromiso o si estás escondiendo algo. Por eso, no trates de falsearla. Si vas a entregarte, entrega todo lo que tienes.
La Entrega es la puerta para llegar a algo más.

La alegría de la Entrega viene después de que se ha consumado.
Hay una sorprendente sensación de liviandad y descarga.
¡Es sumamente liberador!.
Un nuevo camino se abre ante ti y cosas nuevas y maravillosas vienen a tu vida. Probablemente, ya estaban esperando a nuestro alrededor hasta que estuviera despejado el espacio para entrar.

La Entrega es fácil y hasta divertida una vez que aprendes a hacerlo. Incluso, no necesitas coraje, solo confía en ti y en las olas de lo Invisible.

* Una práctica para dominar la Maestría de la Entrega *

Comencemos por crear una enorme hoguera simbólica en el medio de tu cuarto. Recalcamos la palabra “simbólica”; no tienes que prender fuego a tu casa.
Estos son fuegos de Purificación y Renovación, en los que arrojarás todo aquello que no resuene con tu Verdad más Elevada, de modo que trata a tu hoguera con respeto.
Para encenderla tenemos que atraer un Rayo del Gran Sol Central : estírate hacia arriba, toma un rayo de luz y atráelo hacia abajo. Ahora ancla el rayo de Luz en la Estrella de la Tierra en el centro del planeta, para que éste pueda ser más agradable y estable. Después de hacer esto habrás encendido la más resplandeciente hoguera.

* Hoguera Uno * ¡Decídete!
Para la primera hoguera vamos a hacer una pila con todas las cosas que ya no necesitamos.
Pon ahí no solo tus posesiones pasadas de moda, sino todas las relaciones que ya no te dan sostén, las viejas actitudes, hábitos arraigados y limitaciones autoimpuestas. Sé minucioso mientras alivianas tu ser.
Esta es tu gran oportunidad de limpiar los armarios de tu vida y de tu ser. Crea una montaña de viejas filosofías, prácticas espirituales, sistemas de creencias, miedos, dudas, concesiones, etc.

Cuando lo hayas hecho, visualiza todos los ítems y dale a otros aquello que pueda servirles. Si sobra algo, amorosamente ponlo en la hoguera.

Siente cuánto más liviano te has vuelto…

* Hoguera Dos * ¡Desprenderte de lo viejo te libera para lo Nuevo!
Vamos a hacer una nueva pila en la que vamos a ubicar todo lo que necesitamos completar.
Esto puede incluir obligaciones familiares, problemas de relación sin resolver, carreras o trabajos pendientes, proyectos de negocios, venta de propiedades, deudas financieras, etc. Y cualquier cosa que no te permita vivir tu Verdad más Elevada.

Ahora visualiza cada situación alcanzando sin esfuerzo la consumación.
Visualízate avanzando hacia una libertad mayor…

* Hoguera Tres* ¡Disuelve todos los corazones heridos!

Esta es la pila del viejo patrón amoroso. Coloca en ella todos tus corazones heridos así como los corazones que tú heriste.
También agrega tus desacuerdos, los profundos dolores del corazón, los amores no correspondidos, las traiciones y aquellos problemas profundos de abandono.
Cava bien hondo en tu cuerpo emocional y ubica allí todas tus viejas heridas ocultas. Perdona a cada uno de los que te han lastimado y, lo que es más importante, perdónate a ti mismo.
Levanta esta montaña de penas y viejas emociones y, con profunda gratitud por todo lo que te ha enseñado, ubícala en el centro de la hoguera.

De este modo has limpiado tu corazón y lo tienes listo para la activación del Corazón Unico…

* Hoguera Cuatro * ¡Disuelve viejas definiciones!
La próxima pila está compuesta por todos los votos que hemos hecho desde nuestra primera encarnación como seres individuales.

Ubica en ella todos tus viejos roles: como madre, padre, hermano, hermana, niño, esposo, esposa, amante, maestro, sanador, hombre de negocios, Angel, comandante estelar, etc. Incluye cualquier filiación religiosa adquirida a lo largo del viaje.

También puedes colocar tus Misiones Divinas. Agrega tu poder personal. Es cierto que te llevó mucho tiempo desarrollarlo pero ya no lo necesitas más. El poder personal es muy limitado y nos impide acceder al verdadero poder que, en verdad, es no poder, y que está disponible en abundancia para todos.
Esta es la pila que nos produce más resistencia. Si es así, observa aquellas cosas de las que te cuesta desapegarte. Eso te dirá mucho acerca de ti mismo y, sobre todo, te indicará dónde están ubicados tus enganches con la dualidad. Si no puedes desapegarte de buen grado de algunas cosas ahora, recuerda aquello a lo que te estás aferrando, y espera el momento adecuado para dejarlas ir, que ojalá sea pronto.
Ahora recoge esta montaña de roles, votos, responsabilidades, poder y misiones, y ubícalas en la hoguera.

Agrega algunos malvaviscos si lo prefieres, y obsérvalos tostarse hasta convertirse en un delicioso crocante. ¿Ya te sientes más liviano?

* Hoguera Cinco * ¡Mis cosas favoritas!

Esta es una hoguera difícil. Coloca en esta pila todo lo que te gustaría conservar.
Esto incluye todas tus más valoradas cualidades así como tus más bellas habilidades y aptitudes, tus creencias espirituales, tus relaciones más sanas, tu carrera, familia y animales favoritos. También puedes incluir posesiones tales como tu casa, automóvil, computadora, cuadros, cristales, aparatos de electrónica, ropa y todo lo que más te gustaría guardar.

Asegúrate de incluir tu nombre. Te sorprendería saber cuán aferrada está mucha gente a sus nombres. ¿Has notado alguna vez cuántas personas le ponen su propio nombre a las cosas? ¿O cuán importante es obtener reconocimiento por algo que hiciste? Despréndete de todos tus nombres y títulos.

Qué hermosa pila has creado. Esto es lo mejor de ti y de tu vida. Puedes admirarlo por unos pocos minutos si lo deseas y luego, amorosamente, ¡ubícalo en la hoguera! Allá se va…

* Hoguera Seis * ¡Jugándose entero!
A esta altura puedes pensar que no queda nada de qué desembarazarse, pero sí lo hay. Te olvidaste de ti mismo. Si estamos entregándonos, tenemos que hacer una entrega completa, de modo que camina hacia la hoguera, introdúcete en ella, y siéntete consumido hasta lo más profundo. Deja que tu esencia se consuma completamente. Déjate ir. Se va, se va, se fue…

Nada es más que algo. y ese algo no eres tu,porque TU ERES MAS QUE ALGO

Lentamente el fuego se apaga. Mientras esto sucede, permítete el lujo de no ser nada, de no tener nada. No te apresures por redefinirte o por reasumir viejos roles. Mantente abierto de par en par y libre. Permanece así tanto como puedas. No vayas corriendo a ver qué sobrevivió en la hoguera.

Espera que lo que sobrevivió venga a buscarte.
Cuídate de no caer en viejas actitudes.
Permanece Nuevo. Lo mejor está por venir.

2 de junio de 2011

Extracto de la MAESTRIA DEL AMOR de Dr Miguel Ruiz

Quizá nunca hayas pensado en esta cuestión, pero en mayor o en menor medida, todos nosotros somos maestros. Somos maestros porque tenemos el poder de crear y de dirigir nuestra propia vida.
De la misma manera en que las distintas sociedades y religiones de todo el mundo han creado una mitología increíble, nosotros creamos la nuestra. Nuestra mitología personal está poblada de héroes y villanos, ángeles y demonios, reyes y plebeyos.

Creamos una población entera en nuestra mente e incluimos múltiples personalidades para nosotros mismos. Después, adquirimos dominio sobre la imagen que vamos a utilizar en determinadas circunstancias. Nos convertimos en artistas del fingimiento y de la proyección de nuestra imagen y en maestros de cualquier cosa que creemos ser. Cuando conocemos a otras personas las clasificamos de inmediato según lo que nosotros creemos que son. Y actuamos del mismo modo con todas las personas y cosas que nos rodean.

Tienes el poder de crear. Tu poder es tan fuerte que cualquier cosa que decidas creer se convierte en realidad. Te creas a ti mismo, sea lo que sea que creas que eres. Eres como eres porque eso es lo que crees sobre ti mismo. Toda tu realidad, todo lo que crees, es fruto de tu propia creación. Tienes el mismo poder que cualquier otro ser humano en el mundo. La principal diferencia entre otra persona y tú estriba en la manera en que aplicas tu poder y en lo que creas con él. Tal vez te parezcas a otras personas en muchas cosas, pero no todo el mundo vive la vida de la misma manera que tú.

Has practicado toda tu vida para ser quien eres y lo haces tan bien que te has convertido en un maestro de lo que crees que eres. Eres un maestro de tu propia personalidad y de tus propias creencias; dominas cada acción y cada reacción. Practicas durante años y años hasta que alcanzas el nivel de maestría para ser lo que crees que eres. Y cuando por fin comprendemos que todos nosotros somos maestros, llegamos a ver qué tipo de maestría tenemos.

Cuando un niño tiene un problema con alguien, y se enfada, por la razón que sea, el enfado hace que el problema desaparezca y de este modo obtiene el resultado que quería. Entonces, vuelve a ocurrir, y vuelve a reaccionar con enfado, ya que ahora sabe que, si se enfada, el problema desaparecerá. Pues bien, después practica y practica hasta llegar a convertirse en un maestro del enfado.

Pues bien, de esta misma manera es como nos convertimos en maestros de los celos, en maestros de la tristeza o en maestros del auto-rechazo. Toda nuestra desdicha y nuestro sufrimiento tienen su origen en la práctica. Establecemos un acuerdo con nosotros mismos y lo practicamos hasta que llega a convertirse en una maestría completa.

El modo en que pensamos, el modo en que sentimos y el modo en que actuamos se convierte en algo tan rutinario que dejamos de prestar atención a lo que hacemos. Nos comportamos de una manera determinada sólo porque estamos acostumbrados a actuar y a reaccionar así.

Pero para convertirnos en maestros del amor tenemos que practicar el amor. El arte de las relaciones también es una maestría completa y el único modo de alcanzarla es mediante la práctica. Por consiguiente, para llegar a ser maestro en una relación hay que actuar. No se trata de adquirir determinados conceptos ni de alcanzar un conocimiento en concreto. Es una cuestión de acción. Ahora bien, evidentemente, para actuar es preciso contar con algún conocimiento o al menos con una mayor conciencia de la manera en que funcionamos los seres humanos.

Quiero que te imagines que vives en un planeta donde todas las personas padecen una enfermedad en la piel. Durante dos mil o tres mil años, la gente de este planeta ha sufrido la misma enfermedad: todo su cuerpo está cubierto de heridas infectadas, que cuando se tocan, duelen de verdad. Evidentemente, la gente cree que esta es la fisiología normal de la piel. Incluso los libros de medicina describen dicha enfermedad como el estado normal. Al nacer la piel está sana, pero a los tres o cuatro años de edad, empiezan a aparecer las primeras heridas y en la adolescencia, cubren todo el cuerpo.

¿Puedes imaginarte cómo se tratan esas personas? Para relacionarse entre sí tienen que proteger sus heridas. Casi nunca se tocan la piel las unas a las otras porque resulta demasiado doloroso, y si, por accidente, le tocas la piel a alguien, el dolor es tan intenso que de inmediato se enfada contigo y te toca a ti la tuya, sólo para desquitarse. Aun así, el instinto del amor es tan fuerte que en ese planeta se paga un precio elevado para tener relaciones con otras personas.

Bueno, imagínate que un día ocurre un milagro. Te despiertas y tu piel está completamente curada. Ya no tienes ninguna herida y no te duele cuando te tocan. Al tocar una piel sana se siente algo maravilloso porque la piel está hecha para la percepción. ¿Puedes imaginarte a ti mismo con una piel sana en un mundo en el que todas las personas tienen una enfermedad en la piel? No puedes tocar a los demás porque les duele y nadie te toca a ti porque piensan que te dolerá. Si eres capaz de imaginarte esto, podrás comprender que si alguien de otro planeta viniera a visitarnos tendría una experiencia similar con los seres humanos. Pero no es nuestra piel la que está llena de heridas. Lo que el visitante descubriría es que la mente humana padece una enfermedad que se llama miedo. Al igual que la piel infectada de los habitantes de ese planeta imaginario, nuestro cuerpo emocional está lleno de heridas, de heridas infectadas por el veneno emocional. La enfermedad del miedo se manifiesta a través del enfado, del odio, de la tristeza, de la envidia y de la hipocresía, y el resultado de esta enfermedad son todas las emociones que provocan el sufrimiento del ser humano.

Todos los seres humanos padecen la misma enfermedad mental. Hasta podríamos decir que este mundo es un hospital mental. Sin embargo, esta enfermedad mental ha estado en el mundo desde hace miles de años. Los libros de medicina, psiquiatría y psicología la describen como un estado normal. La consideran normal, pero yo te digo que no lo es. Cuando el miedo se hace demasiado intenso, la mente racional empieza a fallar y ya no es capaz de soportar todas esas heridas llenas de veneno. Los libros de psicología denominan a este fenómeno enfermedad mental. Lo llamamos esquizofrenia, paranoia, psicosis, pero la verdad es que estas enfermedades aparecen cuando la mente racional está tan asustada y las heridas duelen tanto, que es preferible romper el contacto con el mundo exterior.

Los seres humanos vivimos con el miedo continuo a ser heridos y esto da origen a grandes conflictos dondequiera que vayamos. La manera de relacionarnos los unos con los otros provoca tanto dolor emocional que, sin ninguna razón aparente, nos enfadamos y sentimos celos, envidia o tristeza. Incluso decir «te amo» puede resultar aterrador. Pero, aunque mantener una interacción emocional nos provoque dolor y nos dé miedo, seguimos haciéndolo, seguimos iniciando una relación, casándonos y teniendo hijos. Debido al miedo que los seres humanos tenemos a ser heridos y a fin de proteger nuestras heridas emocionales, creamos algo muy sofisticado en nuestra mente: un gran sistema de negación. En ese sistema de negación nos convertimos en unos perfectos mentirosos. Mentimos tan bien, que nos mentimos a nosotros mismos e incluso nos creemos nuestras propias mentiras. No nos percatamos de que estamos mintiendo, y en ocasiones, aun cuando sabemos que mentimos, justificamos la mentira y la excusamos para protegernos del dolor de nuestras heridas.

El sistema de negación es como un muro de niebla frente a nuestros ojos que nos ciega y nos impide ver la verdad. Llevamos una máscara social porque resulta demasiado doloroso vernos a nosotros mismos o permitir que otros nos vean tal como somos en realidad. El sistema de negación nos permite aparentar que toda la gente se cree lo que queremos que crean de nosotros. Y aunque colocamos estas barreras para protegernos y mantener alejada a la gente, también nos mantienen encerrados y restringen nuestra libertad.

Los seres humanos se cobijan y se protegen y cuando alguien dice: «Te estás metiendo conmigo», no es exactamente verdad. Lo que sí es cierto es que estás tocando una de sus heridas mentales y él reacciona porque le duele. Cuando tomas conciencia de que todas las personas que te rodean tienen heridas llenas de veneno emocional, empiezas a comprender las relaciones de los seres humanos en lo que los toltecas denominan el sueño del infierno. Desde la perspectiva tolteca todo lo que creemos de nosotros y todo lo que sabemos de nuestro mundo es un sueño. Si examinas cualquier descripción religiosa del infierno te das cuenta de que no difiere de la sociedad de los seres humanos, del modo en que soñamos

Coleccion de citas de ABRAHAM HICKS sobre la RESISTENCIA

Todas las citas de esta colección:
© Abraham-Hicks Publications
http://www.abraham-hicks.com
Traducción: Pilar del mar (actualizada el 6 de feb. 2009)
del grupo Yahoo: Creación Deliberada

# 1
“LA RESISTENCIA VIENE DE ENFOCARSE EN LA ESCASEZ”

“La resistencia viene de enfocarse en la escasez… Cuando tienen pensamientos que se contradicen con pensamientos dentro de ustedes… eso es lo que causa la resistencia…”

“[Y] atraen en virtud de sus pensamientos dominantes.”

~ Abraham-Hicks – (El nombre del taller no está disponible)
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 2
“EL PENSAMIENTOS CONTRADICTORIO ESTÁ EN EL CENTRO DE TODA CLASE DE RESISTENCIA.”

[Abraham le responde a una mujer que despierta con dolores de cabeza y otros dolores:]

“El pensamiento contradictorio está en el centro de toda clase de resistencia. Un ejemplo de un pensamiento contradictorio: ‘Quiero paz en el mundo pero no veo la paz mundial; quiero más dinero, pero no tengo bastante.’ Cuando continúas ofreciéndote pensamientos contradictorios experimentas emoción negativa, entonces experimentas una sensación en el cuerpo, luego experimentas un dolor de cabeza [por ejemplo]. No le has estado dando atención a tus emociones pero le has estado dando atención al dolor de cabeza. Esa es la razón por la que el dolor de cabeza es bueno, porque captó tu atención.”

~Abraham-Hicks – Dallas, TX – Oct. 2004
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 3
“LA RESISTENCIA ES ESA CREENCIA QUE DICE QUE NO TENGO EL PODER PARA ELEGIR.”

“Un simple ‘no gracias’ no es resistencia. Resistencia es esa creencia que dice que yo no tengo el poder para elegir. ¡No eres impotente!”

~Abraham-Hicks – Norfolk, VA – Octubre 24 de 2000
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 4
“LA MAYOR RESISTENCIA ES…”

“Cuando ofrecemos nuestro conocimiento de las Leyes del Universo, estimulando los pensamientos de nuestros amigos físicos, en su poder y habilidad para crear lo que sea que quieran y cuando sea que lo quieran, la mayor resistencia que percibimos es debido a que la mayoría de los seres físicos no confían en su habilidad, o derecho, para tomar decisiones acerca de lo que quieren. La mayoría piensa que prefieren alguien seguro y poderoso y fuerte, fuera de ellos mismos, que tome las decisiones acerca de lo que es correcto o incorrecto, mientras meramente asumen el papel de conformarse con esas reglas. Sin embargo, pocos han encontrado gran satisfacción o éxito en la manera de ver la experiencia de la vida física – porque pronto descubren que hay interpretaciones sin fin acerca de lo que es correcto e incorrecto.”

~Abraham-Hicks – A New Beginning II (Un Nuevo Comienzo, Vol. II)
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 5
“LA RESISTENCIA ES UN HÁBITO DE PENSAMIENTO QUE CONTRADICE EL RESULTADO DESEADO.”

“La resistencia es un hábito de pensamiento que contradice el resultado deseado. Introduce una vibración mas baja, más lenta (como poner un lápiz en un ventilador) en tu vibración natural alta, rápida.”

~Abraham-Hicks – Philadelpha, PA – Octubre 15 de 1998
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 6
“EL ANHELO CONTIENE RESISTENCIA.”

“Un deseo que llevan dentro de ustedes que no se une con la duda, es divino. Un deseo que llevan dentro de ustedes que está cubierto de dudas, es anhelo. Y el anhelo contiene resistencia. Por lo tanto, en su camino determinen como se sienten [acerca de sus situaciones], y si no es algo que se siente bien, retírense.”

~Abraham-Hicks – Boletín: Conocimiento
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 7
“IMAGINEN QUE LIBERAN TODA CLASE DE RESISTENCIA…”

“Imaginen, de golpe… en algo más rápido que una fracción de segundo, liberar toda clase de resistencia. Liberando todas las dudas y preocupaciones y miedos y protecciones, y relajándose en ese sentimiento de conocer su Bienestar.”

~Abraham-Hicks – Colección de transcripciones: 1997-1999
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 8
“RESISTENCIA ES USAR EL CONTRASTE PARA DECIDIR LO QUE NO QUIEREN.”

“Resistencia es usar el contraste para decidir lo que NO quieren. Permitir, es usar el contraste para decidir lo que quieren.”

~Abraham-Hicks, San Francisco, CA – Cinta: G-9/10/95 (10 de Sept. 1995)

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 9

“LA RESISTENCIA ES EL ÚNICO CULPABLE DE TODOS LOS PROBLEMAS DE SU EXPERIENCIA FÍSICA.”

“….La resistencia es lo que les está matando. La resistencia es lo que les enferma. La resistencia es lo que les hace más lentos. La resistencia es el único culpable de todos los problemas en su experiencia física.”

~Abraham-Hicks – Boletín: Usando el Contraste Universal
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 10
“CREER QUE ALGO ES MALO PARA USTEDES PERO LO HACEN DE TODAS MANERAS, ESO ES RESISTENCIA.”

“Hacer algo que creen que es correcto — no hay resistencia. O no hacer algo que creen que es incorrecto, no hay resistencia. Pero creer que es malo para ustedes pero lo hacen de todas maneras, eso es resistencia.”

~Abraham-Hicks – Cinta: G – 18 de feb. de 1995
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 11
“LO QUE YA NO QUIEREN MÁS ES LA RESISTENCIA.”

“Cuando quieren algo pero se han convencido a través de su experiencia que no va a suceder… Lo que sucede es que se sienten pésimo, porque eso es como dijimos antes, clavar un pie en el suelo y enganchar el brazo en un cohete. Les rompe a pedazos. Es incómodo. Así que es natural para ustedes decir ‘no quiero más de eso.’ Lo que no quieren más es la resistencia. El deseo está todavía vivo y bien. Es la resistencia lo que ya no quieren más.”

~ Abraham-Hicks – Cinta: Invertir en una profesión – 15 de abril de 2000
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 12
“¿QUÉ ME HA ESTADO FASTIDIANDO?”

“La declaración, ‘¿Qué es lo que me ha estado fastidiando?’ es una declaración poderosa que les ayudará a descubrir su resistencia.” (Abraham-Hicks – 6 de Julio de 1995.)

“Lo que te está fastidiando está siempre en el centro de tu resistencia y tu resistencia está siempre en el centro de tu corto-circuito. CADA VEZ, NO IMPORTA QUÉ es el diagnóstico. Cada vez.” (Abraham-Hicks,- Atlanta, GA – 4 de mayo de 2002.)
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 13
“CUANDO LLEVAN LA CUENTA CAUSAN UNA RESISTENCIA EN SU VIBRACIÓN”

“Lo que sucede con la mayoría de ustedes es que tienen dos columnas en su cabeza, cuando entra dinero lo suman y cuando sale lo restan. Están llevando la cuenta y cuando llevan la cuenta causan una resistencia en su vibración y empujan más dólares [o dinero] lejos de ustedes. Cuando ven entrar el dinero se sienten bien, cuando ven salir el dinero se sienten mal. El sentimiento de decaer es un sentimiento muy poderoso en su sociedad. Pero estamos aquí para decirles que no hay un final en la afluencia de la abundancia, es como el agua, siempre fluyendo en su vida.”
~ Abraham-Hicks – Cinta del dinero - 1991
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 14
“EL ARTE DE LA RESISTENCIA VA COMO ESTO:”

“Realmente me gustaría tener eso… pero no soy bueno en las cosas que se requiren para obtenerlo.”
~ Abraham-Hicks – Cinta: G-8/21/00 (21 de agosto del 2000)

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 15
“LA PRESENCIA DEL TEMOR SIEMPRE SIGNIFICA LA PRESENCIA DE LA RESISTENCIA.”

“Cuando siento miedo, lo que siempre significa es, que estoy ofreciendo un pensamiento que podrían llamar deseo y un pensamiento que podrían llamar creencia que son contradictorios. La presencia del temor siempre significa la presencia de resistencia. La presencia de la resistencia siempre significa que no permito fluir la Energía del deseo a través de mi – siempre, sin excepción. Lo mismo con la confusión; lo mismo con la vulnerabilidad, lo mismo con el enojo; lo mismo con el sentimiento de falta de mérito; lo mismo con la culpabilidad. Todas las emociones negativas quieren decir la misma cosa. Ustedes sólo las llaman de diferentes maneras porque ellas juegan papeles distintos en su experiencia – pero todas significan la misma cosa.” Abraham-Hicks – Boletín, Vol. 13, año 2000, Pág. 36

“La gente no muere de las enfermedades, muere de miedo a las enfermedades.” Abraham-Hicks – Houston, TX – Enero 4 de 2003
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

# 16
“EL MALESTAR ES NADA MÁS QUE ESTAR CONSCIENTE DE QUE HAY RESISTENCIA [INVOLUCRADA].”

“La próxima vez que sientan cualquier malestar, sea que lo llamen dolor al pecho, o sea que consideren que tenga algo que ver con su corazón, o crean que tiene algo que ver con gases… deténganse en el medio de ello y díganse a ustedes mismos: este malestar que estoy sintiendo es nada más que mi propia conciencia de que hay resistencia [involucrada]. Es hora que me relaje y respire… relajarme y respirar… relajarme y respirar…”

“Si tengo un deseo muy intenso y una resistencia muy fuerte, entonces me estoy presionando grandemente y mi cuerpo físico va a mostrar señales de esa gran presión.”
~Abraham-Hicks – 1 diciembre de 2001
~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Todas las citas de esta colección:
© Abraham-Hicks Publications
http://www.abraham-hicks.com
Traducción: Pilar del mar (actualizada el 6 de feb. 2009)
del grupo Yahoo: Creación Deliberada